le bois des chambres

El comedor

published at 20/10/2022

En esta sala, de diecisiete metros de largo, se sitúan la cocina y el office del servicio doméstico. Los Broglie la transforman en un comedor, decorado al estilo de los siglos XV y XVI, con una chimenea neogótica, un techo policromado y todos los acondicionamientos prácticos de su época: agua corriente, electricidad y un sistema de calefacción debajo del suelo avivada por un calorífero.

Gabriel-Louis Pringué, escritor y amigo íntimo de la familia de Broglie, reside asiduamente en Chaumont. En su obra Trente ans de dîners en ville (Treinta años de cenas en la ciudad) relata una cena en casa de los Broglie: "La princesa Broglie era una mujer con una fantasía sin límites y el capricho siempre en vilo. Detestaba cualquier regla, cualquier disciplina. No podía someterse a la exactitud. En su castillo de Chaumont sur Loire, encargaba la cena para las ocho y cuarto; pero rara vez vi a la princesa bajar antes del cuarto que precede las diez. Esperábamos exquisitamente con los perfumes almizclados y azucarados de las orquídeas malvas que invadían los salones. Madame de Broglie tenía siempre una veintena de invitados de los cuales varios formaban parte de la cumbre de la inteligencia, el arte, la elegancia y el mundo. (…) La mesa estaba puesta con un deslumbrante servicio de plata que hacía centellear la luz de las velas de los altos candelabros de plata de ocho y diez brazos. Un centro de orquídeas verdes con pigmentos marrones decoraba generalmente la mesa. El efecto era impresionante y estaba en total armonía con la decoración de los tapices de alto lizo del siglo XIV que decoraban las paredes de piedra. La mantelería era magnífica, el escudo de armas de los Broglie estaba tejido en la trama de la tela. (…) He aquí el menú de una cena durante la estancia del duque de Montpensier, en diciembre de 1913: crema de la Reina, molleja de ternera a la Mariscala, salmón del Loira en salsa verde, pierna de corzo en salsa de pimienta, puré de castaña, ensalada, cardos con tuétano, fiambre de tordo con uvas, trufas en servilleta, helado de piña y pasteles".

 

El mobiliario
Los Broglie encargan el mobiliario del comedor a grandes ebanistas. La venta de una parte de este mobiliario en 1938 y el acondicionamiento museográfico de 1950 privilegian la decoración renacentista en detrimento de la del siglo XIX. Para devolverle al castillo su coherencia histórica, en los últimos años se decidió recrear el ambiente que reinaba en la época de la familia Broglie.
Desde entonces se realizan varias adquisiciones como la de la alacena de 1880. Este mueble se divide en varias partes. La decoración esculpida, motivos entrelazados, cartuchos y salamandras, se desarrolla en las cuatro puertas de la parte inferior, en el perímetro de los cuatro cajones y en los montantes con columnas. La parte superior, cubierta con una especie de doselete, tiene cuatro baldas.
Este tipo de muebles, utilizado para guardar y exponer la vajilla, data del siglo XIII, época en la que se sobreponen dos baúles encima del carro que se utiliza para transportar los muebles de una vivienda a otra. Pero la alacena aparece verdaderamente en el siglo XIV, cuando se suprimen las puertas de uno de los baúles. A lo largo del siglo XV la alacena se va sofisticando. Durante las celebraciones en honor de los grandes dignatarios, este mueble se hace imprescindible sirviendo de pantalla para exponer suntuosas vajillas, generalmente de oro y plata.
Según Les Honneurs de la Cour (Los honores de la corte), texto redactado en el siglo XV por Aliénor de Poitiers, en la corte de Borgoña el número de baldas de las alacenas varía en función del rango que ocupa su propietario en la orden de caballería. Cinco estantes o tablas cuando se trata de un príncipe soberano o de una reina, cuatro para la mujer de un príncipe, tres para una condesa y dos para la mujer de un caballero.
El Castillo se ha ido enriqueciendo con nuevos muebles procedentes de grandes instituciones como Mobiliario nacional, el museo de artes decorativas de París, el Museo Nacional de la Edad Media - Hôtel de Cluny y varias adquisiciones realizadas por el FRECC (Fondo Regional de Enriquecimiento de las Colecciones de Chaumont).

 

La chimenea
El arquitecto de los Broglie Paul Ernest Sanson diseña a finales del siglo XIX esta chimenea de estilo neogótico realizada por el escultor Antoine Margotin.
Para el manto de la chimenea Sanson reutiliza los elementos más importantes del repertorio esculpido en las fachadas exteriores del Castillo. En la parte superior podrá admirar los escudos de armas de Carlos I de Amboise, propietario del castillo hasta 1481, y de su hijo Carlos II, maestro de obras hasta 1511. Dos ángeles y dos salvajes sostienen respectivamente ambos escudos. En la zona inferior se inscribe el blasón del cardenal Jorge de Amboise con la “C” de Carlos II a ambos lados. Los laterales de la chimenea se decoran con un monte en llamas, “rebus” o adivinanza etimológica de Chaumont, y el escudo de Francia.